La periodoncia es la disciplina que se encarga de los tratamientos de los tejidos que rodean al diente, las encías y el hueso. Los malos hábitos de higiene bucal, técnica deficiente de cepillado, hábito de fumar, factores genéticos, etc… ocasionan acumulación de restos de alimentos y otros irritantes que favorecen la proliferación de bacterias que inflaman e irritan las encías. Existen dos enfermedades fundamentales que podemos tratar, la gingivitis (inflamación de encías caracterizada por el sangrado y enrojecimiento de éstas) y la periodontitis (inflamación y pérdida de los tejidos periféricos del diente,  es decir, ligamento periodontal y hueso produciéndose movilidad dental). Su tratamiento lo realizamos con una fase higiénica mediante un raspado y alisado radicular y el uso de antimicrobianos, siendo necesario en algunos casos realizar cirugía periodontal.

Hoy en día, con el advenimiento de los implantes, la periodoncia también es la encargada de prevención y tratamiento de enfermedades periimplantares como la periimplantitis.