Una prótesis dental, es un elemento artificial destinado a restaurar la anatomía de una o varias piezas dentarias, restaurando también la relación entre los maxilares, a la vez que devuelve la dimensión vertical, y repone tanto la dentición natural, como estructuras periodontales. El encargado de diseñar, elaborar y fabricar estos aparatos o elementos artificiales, es el protésico dental, quien realiza su trabajo en un laboratorio dental recibiendo las indicaciones del odontólogo que trabaja en la clínica. Los tipos de prótesis que existe pueden ser:

  • Dentosoportadas: aquellas que son soportadas por los dientes remanentes del paciente siendo dientes naturales que éste aún conserva. Los dientes pueden conservar íntegramente su estructura, o pueden ser (en la mayoría de los casos) dientes previamente tallados por el odontólogo. Entre este tipo de prótesis tenemos corona unitaria fija o “funda” y puente fijo (varias coronas unidas).
  • Mucosoportadas: aquellas que se sportan sobre el proceso alveolar, en contacto con la encía que es un tejido fibromucoso. Pueden ser colocadas y extraídas por el paciente y debemos indicar al paciente la realización de una higiene adecuada, tanto de la cavidad oral como de la prótesis, que debe ser extraída para su limpieza. Las prótesis completas de resina  pertenecen a este grupo.
  • Dentomucosoportadas: son aquellas que combinan los dos tipos de soportes anteriormente mencionados , es decir, se soportan tanto en los dientes remanentes del paciente como en el proceso alveolar (encía). En este grupo de prótesis tenemos las prótesis removibles metálicas y prótesis removibles de resina.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR