Tener una bella sonrisa es sinónimo de salud y bienestar social. Cada vez son más los pacientes que nos piden tener un boca sana pero al mismo tiempo una morfología y armonía dental adecuada. Las técnicas más frecuentes que realizamos para mejorar la estética dental, abarcan desde blanqueamiento dental, carillas de composite, carillas de porcelana, alargamiento de corona dental e injertos de encía hasta tratamientos reposición de piezas perdidas con implantes dentales o la corrección de dientes desalineados con ortodoncia estética.

Blanqueamiento: se basan en la utilización de unos geles a base de peróxidos, sin embargo existen varias técnicas de realización: blanqueamiento en clínica donde utilizamos concentraciones de peróxido de hidrógeno al 30-35% activado con lámpara de luz LED durante 30-60 minutos, indicado en casos más difíciles de pigmentación e incluso a veces es recomendable combinarlo con el ambulatorio también. Blanqueamiento ambulatorio o en domicilio donde utilizamos concentraciones de peróxido de hidrógeno al 7,5-10% y el paciente se lo aplica en casa con unas férulas transparentes hechas a medida mediante jeringas durante una hora diaria. El blanqueamiento combinado utiliza la combinación de los dos anteriores.

Carillas de composite: Las realizamos con una resina de alta estética superior al que empleamos en los empastes.  Conservan íntegro el esmalte, se realizan en una sola sesión además de ser más económicas. Tienen la desventaja de que se deterioran con el tiempo, oscureciéndose y perdiendo el brillo.

Carillas de porcelana: Son capa fina de porcelana adherida sobre la superficie del diente como si de una lentilla se tratase. Sus ventajas son su poder de adhesión, resistencia a la abrasión y gran sensación estética además de no desgastarse con el tiempo, ni perdiendo su brillo y manteniendo intacto su color. Tienen la desventaja de que necesitan desgastar el esmalte, además de ser más caras y requerir varias sesiones.

En caso de dientes pequeños recurrimos al alargamiento de corona con un recorte de la encía mostrando unos dientes más grandes y un sonrisa más bonita. En caso de encías retraídas recurrimos a una toma de injerto del paladar para recuperar la encía perdida logrando un aspecto del diente más pequeño evitando que la raíz del diente sea visible.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR